Las FILTRACIONES de AGUA OBLIGAN a PARAR y VACIAR la FUENTE DE LUCEROS

LAS FILTRACIONES DE AGUA OBLIGAN A PARAR Y VACIAR LA FUENTE DE LUCEROS
El Ayuntamiento ultima un proyecto para iniciar la restauración del monumento con una partida de 300.000 euros
j. hernández 17.07.2020 | 00:07
Las filtraciones que encharcan desde hace días el jardín de la fuente de Luceros y una importante extensión del albero de la plaza han obligado a parar el agua y a vaciar el vaso del monumento de Bañuls. Aguas de Alicante recibió el pasado miércoles directrices para detener el suministro y vaciar la pileta para frenar la pérdida de agua, y una próxima actuación de reparación queda en manos del Ayuntamiento. Según vecinos del entorno de Luceros, las filtraciones se producen desde hace varias semanas, y aunque el agua ya no brota, todavía está mojado el césped que rodea el monumento y el suelo próximo. El Ayuntamiento de Alicante confirmó ayer que ya hay un proyecto para restaurar tanto las esculturas de corceles, alguna de ellas muy deterioradas, como el resto de la obra y el vaso, con una partida de 300.000 euros. Desde el bipartito adelantaron que el proyecto para ejecutar la restauración del conjunto irá a una próxima junta de gobierno (en unas semanas) y que se pretende licitarlo antes de que acabe el año para iniciar seguidamente las obras.

Quienes frecuentan la plaza lamentan este nuevo contratiempo. «Es una pena porque en verano el agua da un frescor muy agradable, aparte de la gran belleza que tiene el monumento, y que está siempre lleno de turistas», dijo ayer Francisco, que vive muy cerca de Luceros, y que se mostró, no obstante, comprensivo, porque «es una obra bastante antigua y el deterioro entra dentro de la normalidad. Tiene fisuras y se pierde el agua». En cambio, Mario Ríos criticó el estado de la fuente, los vaivenes de los sucesivos equipos de gobierno con la restauración y reclamó el traslado de las mascletaes otro lugar para no agravar el deterioro en la línea de la plataforma Salvem el nostre patrimoni. Este año no se ha celebrado concurso pirotécnico al suspenderse las Hogueras por el coronavirus pero las grietas y fisuras en el vaso de la fuente son muy visibles de cerca y van a más.

Deterioro en los corceles de la fuente. PILAR CORTÉS

Las filtraciones que han obligado a cortar los chorros de agua y a vaciar la fuente son el enésimo problema del monumento de Bañuls (1930), que presenta múltiples desperfectos. Éstos, según los expertos, se derivan de la mala calidad de sus materiales de construcción y su corrosión por el agua junto a agentes externos como el tráfico, el paso del tranvía, el clima salino y la propia pirotecnia que se dispara cada año en torno a la fuente, restaurada por última vez hace 13 años. El deterioro se agravó cuando un hombre golpeó los caballos con un martillo el pasado año, acto vandálico que causó graves daños en las patas de dos corceles y en el brazo de uno de los faunos de la decoración. Los materiales principales son polvo de mármol y cemento blanco.

La intervención que precisa la fuente ha dado muchas vueltas. El concejal de Cultura, Antonio Manresa (Ciudadanos), dijo a finales del año pasado que la restauración del conjunto estaba previsto que se iniciara en enero de 2020 con una inversión de 300.000 euros en base a un proyecto que por entonces, afirmó, estaba pendiente de licitación. Todo con la idea de acabar antes de Hogueras y no interferir en las mascletaes.

El vaso de la fuente, casi vacío, ayer. PILAR CORTÉS
Mantenimiento
Sin embargo, nada de esto se hizo. En febrero de este año el alcalde, Luis Barcala (PP), puso al frente del informe que determinará los trabajos sobre la fuente al concejal de Mantenimiento, José Ramón González, de su mismo partido. En el borrador del Presupuesto se destinaron 100.000 euros a un «verdadero» estudio sobre las causas del deterioro, según dijo Manresa antes de González se hiciera cargo del proyecto.

Investigadores de la Universidad de Alicante avalaron hace cuatro años el daño de las mascletaes en el monumento en dos estudios que costaron 2.000 euros cada uno. En 2016, una empresa experta en mediciones sonoras hizo otro más. Anteriormente, técnicos municipales constataron los daños. Ante los resultados de los informes, el tripartito que gobernaba entonces anunció medidas correctoras como la reducción de la duración de los espectáculos para rebajar las vibraciones, el traslado a suelo macizo del terremoto final, una plataforma sobre amortiguadores para que no se transmitieran a tierra las vibraciones y alejar los fuegos de la estación del tranvía. Algunas se tomaron pero otras no.
Ahora el Ayuntamiento compromete de nuevo 300.000 euros para restaurar la fuente en base a un proyecto que se quiere sacar a concurso antes del fin de 2020.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *